Wednesday, August 27, 2014

Besos

Te como la boca a besos, mi boca pintada de rojo furioso te llena la boca de manchas (aunque el rouge de mis labios se mantiene divino y perfecto, sin correrse un milímetro) y mis dientes se clavan en tus comisuras hasta dejarte todo marcado. Ahora te meto la lengua y te violo la boca, te la hundo hasta el fondo, juego con la tuya, mientras devoro tu boca completamente, mordiéndotela hasta que lanzas un gemido de dolor.


No tenés escape, cariño. Soy alta, dominante, bella, seductora, rica y poderosa. Y mala, muy mala. ¿Acaso una "chica buena" tendría este vestido apretado de cuero negro, mis guantes largos por arriba del codo, mis botas de taco alto y mi maquillaje de puta cara y peligrosa? Hago lo que quiero con los hombres (y mujeres, claro), me los cojo cuando y como quiero, los lastimo todo lo que quiero y no tengo problemas en aprovecharme de mi superioridad física y de clase. ¡Estás a mi merced, siento unas ganas locas de lastimarte y lo más adorable es que cuando te deje violado, azotado y tirado en el piso vas a estar más enamorado de mí que nunca!


Mi brazo te rodea como una serpiente y culmina acariciando tu nuca, apoderándose de un manojo de cabellos cruelmente, tirándotelo sin piedad hasta que te saltan lagrimitas. Mientras tanto, mi otra mano, felina y enguantada, juega con tu pija y tus bolas descaradamente, pajeándote hasta dejarte ciego, incapaz de articular palabras y rogando piedad con balbuceos de bebé.


Te tengo a punto de acabar hace tres horas y te aguantás como un héroe porque tenés miedo de que me enoje. Cuando me lo confesás, aspiro mi boquilla y te lanzo el humo a la cara, riendo maternalmente, y mientras te meto la lengua en la oreja te susurro "¿Y por qué no querés acabar, muñeco? ¿Acaso todos los días una mujer bellísima y dominante como yo te seduce en la calle, te lleva a su departamento y te hace una paja con sus divinos guantes de cuero?" Me mirás con adoración como toda respuesta y con voz ronca de lujuria continúo: "Acabá, muñeco... ¿O creés que tengo problema para volver a ponerte la pija dura en menos de dos minutos? ...Y si soy demasiado para vos, yo me las arreglaré para conseguir un orgasmo de alguna manera... Dándote chirlos sobre mis rodillas, por ejemplo, hasta dejarte la cola llena de moretones..."


Ponés ojos de bambi, entre enamorado y atemorizado, y me vuelvo loca de amor. Vuelvo a comerte la boca con un mmmmmmmmhhhh!!! furioso y mi aliento a vodka, cigarrillo y rouge te termina de volver loco al tiempo que te acaricio las bolas apretando mi dedito contra tu perineo, y perdés completamente el control. Tu leche brota gorgoteante y blanca mientras te convulsionás y te agitás durante diez minutos, gimiendo, sintiendo agonizar, y aprovecho para lastimarte todo lo que puedo, arañarte el pecho, abofetearte como una Condesa castigando a su sirviente, dejarte dentelladas en todo el cuerpo y apretarte la cara contra mi escote hasta asfixiarte. Y me relamo pensando en las cosas espantosas que voy a hacerte.


Tengo toda la noche para atormentarte y seguir dándote besos.

1 Comments:

Blogger Nancy Gracey said...

Me encanto!!!!

12:59 AM  

Post a Comment

<< Home